Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 8 



W^P 



Referencias: 

Génesis 8:1-14; 

Patriarcas y profetas, 

págs. 86, 95. 



Versículo para 
memorizar: 

"Asi que no debemos 

cansarnos de hacer el bien; 

porque si no nos desanimamos 

a su debido tiempo 

cosecharemos" 

(Gálatas 6:9). 



Í'l Objetivos: 
/ Los alumnos: 
/ Sabrán que los 

° miembros de la familia 

de Dios trabajan juntos mientras 

esperan la venida de Jesús. 

Se sentirán felices de cumplir 

una tarea hasta el final. 

Responderán terminando 

alegremente el trabajo 

que se les pide que hagan. 



t> 



Mensaje: 

Los miembros 
de la familia de Dios 
lo esperan juntos 
pacientemente. 



¿Esperando 
pacientemente? 



Tema del mes 

Mostramos amor al trabajar juntos en nuestra comunidad. 

Resumen de la lección 

Después de 40 días de lluvia y de 150 días de espera hasta 
que bajaran las aguas, el arca se detiene en la cima de una 
montaña. 40 días más tarde Noé abre la ventana de la parte 
superior del arca y envía a un cuervo. Más tarde envía una 
paloma que regresa porque no puede encontrar dónde parar- 
se. Una semana más tarde envía nuevamente a una paloma y 
esta vez regresa con una hoja nueva de olivo. Pasa una sema- 
na más y Noé envía otra paloma. Esta vez la paloma no regre- 
sa. Noé y su familia esperan por mucho tiempo que pasen los 
efectos del diluvio. Mientras esperan, continúan haciendo el 
trabajo que tienen que hacer. 

Esta es una lección acerca de la comunidad 

Una de las cosas más difíciles de hacer es esperar a que se 
cumpla una promesa. Esto es verdad tanto para los individuos 
como para los grupos de personas. Aun cuando a veces tene- 
mos que esperar para ver los resultados, todavía podemos tra- 
bajar juntos para ayudarnos a nosotros mismos y a los demás. 

Para el maestro 

"Durante siete días después que Noé y su familia hubieron 
entrado en el arca, no aparecieron señales de la inminente 
tempestad. Durante ese tiempo se probó su fe. Fue un momen- 
to de triunfo para el mundo exterior. La aparente tardanza con- 
firmaba la creencia de que el mensaje de Noé era un error y 
que el diluvio no ocurriría" (Patriarcas y profetas, pág. 86). 

"...Durante cinco largos meses su buque flotó de un lado a 
otro, aparentemente a merced del viento y las olas. Fue una 
prueba grave; pero la fe de Noé no vaciló, pues tenía la seguri- 
dad de que la mano divina empuñaba el timón" (Ibíd, pág. 95). 

Decoración del aula 

Ver la lección n° 6. 



66 LECCIÓN OCHO 



COMUNIDAD 



Desarrollo del programa 

Sección Minutos Actividades 

Bienvenida permanente Reciba a los alumnos Ninguno 

a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivos 
de gozo 



Materiales necesarios 



o 



o 



Actividades 
preliminares 



Oración y alabanza 



hasta 10 A. Simón dice lentamente Ninguno 

B. Cara de espera Papel, lápices de colores, marcadores 

o lápices de colores de cera 



hasta 10 Compañerismo 
Cantos 
Misiones 
Ofrenda 
Oración 



Ninguno 

Ver pág. 69 

Folleto Misión para niños 

Barco de juguete u otro recipiente 

Ninguno 



Estudio de la Biblia 



o 



Aplicando la 
lección 



hasta 20 Experimentando la Cinta adhesiva visible o tiza, 

historia animales de juguete 

Versículo para memorizar Pizarrón o pizarra, tiza o marcador 

Estudio de la Biblia Biblias 



hasta 15 Esperando pacientemente hojas de papel, lapicera, canasta 



Compartiendo la 
lección 



hasta 15 Aves 



Patrones de cuervo y paloma (ver 
pág. 117), Biblias, papel, tijeras, pega- 
mento, palitos de madera, materiales 
para actividades artísticas 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN OCHO 67 



ENSENANDO LA LECCIÓN 



Necesita: 

• papel 

• lápices de 
colores, mar- 
cadores o lápi- 
ces de colores 
de cera 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



o 



Actividades preliminares 



Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Simón dice lentamente 

Juegue con sus alumnos el juego de Simón dice. Pídales que formen una fila en la 
parte de atrás del aula. Dé órdenes como las siguientes: "Da dos pasos de bebé hacia 
el frente". Dé las órdenes muy lentamente. Hágalo desesperadamente despa- 
cio, de manera que sus alumnos tengan que echar mano de la paciencia. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Les gustó jugar este juego? ¿Qué 
pensaron cuando estaba dando esas instrucciones? ¿Eran un poco lentas, o esta- 
ban bien? ¿Se sentían ansiosos o desesperados? Tal vez se impacientaron conmi- 
go. ¿Por qué nos ponemos impacientes cuando esperamos? Nuestra historia 
bíblica de hoy nos cuenta cómo Noé y su familia esperaron pacientemente 
durante mucho, mucho tiempo. El versículo para memorizar nos dice: 'Así que no 
debemos cansarnos de hacer el bien; porque si no nos desanimamos a su debido 
tiempo cosecharemos'' (Gálatas 6:9). A veces nos fastidiamos o cansamos de 
hacer algo, especialmente de esperar. Pero Dios nos promete bendiciones si no 
nos rendimos. Nuestro mensaje de hoy es: 



t> 



LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS LO ESPERAN JUNTOS 
PACIENTEMENTE. 
Díganlo conmigo. 



B. Cara de espera 

Pida a sus alumnos que dibujen la cara que pondrían mientras esperan en una 
larga fila por alguna razón. Pídales luego que cuenten acerca de esa experiencia. 

Para reflexionar 

Pregunte a los alumnos y espere la respuesta: ¿A quién le gustaría mostrar 
su dibujo a la clase? (Dé tiempo a sus alumnos para que cuenten esa experiencia.) 
¿Les gusta esperar por algunas cosas? ¿Por qué? ¿Por qué nos ponemos impa- 
cientes cuando esperamos? Nuestra historia bíblica de hoy nos cuenta cómo 
Noé y su familia esperaron pacientemente durante mucho, mucho tiempo. El 
versículo para memorizar nos dice: "Así que no debemos cansarnos de hacer el 
bien; porque si no nos desanimamos a su debido tiempo cosecharemos'' (Gálatas 
6:9). Vamos a recordar nuestro mensaje de hoy: 



t> 



LOS MIEMBROS DE LA FAMILIA DE DIOS LO ESPERAN JUNTOS 
PACIENTEMENTE. 
Díganlo conmigo. 



68 LECCIÓN OCHO 




i 



d 





Oración y alabanza ® 



Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 

Cantos sugei entes 

"Compartamos buenas nuevas" (Alabanzas infantiles, n° 125). 
"Dios nos prepara" (Alabanzas infantiles, n° 78). 
"Siguiendo a Jesús" (Alabanzas infantiles, n° 101). 
"Me gusta ayudar a mi mamá" (Alabanzas infantiles, n° 116). 
"Todo es bello" (Himnario adventista, n° 509). 

Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. 



Ofrenda 

Pida a sus alumnos que recojan la ofrenda de dos en dos, como los 
animales que entraron al arca. 

Oración 

Ore para que sus alumnos aprendan como Noé a esperar en el Señor. 



Necesita: 

• barco de 
juguete u 
otro reci- 
piente 



LECCIÓN OCHO 69 



o 



Necesita: 

• cinta adhesi- 
va visible o 
tiza 

• animales de 
juguete 



Lección bíblica 



Experimentando la historia 

Escenario: Use cinta adhesiva o tiza para 
delinear en el suelo el contorno del arca. 
(Hágalo lo suficientemente grande como 
para que todos sus alumnos se puedan 
sentar dentro de la figura.) Pregunte a sus 
alumnos: ¿Qué piensan que Noé y su 
familia llevaron consigo en el arca? (ali- 
mento, ropa, comida de animales, sába- 
nas, cobijas, etc.) Vamos a imaginar que 
tenemos todas esas cosas aquí. Ahora 
los animales tienen que venir. Dé a 
cada alumno un animal de juguete para 
ponerlo en el centro de ese espacio. 
Ahora es el tiempo de que entre la 
gente. Pida a todos sus alumnos que se 
sienten en el espacio del arca, formando 
un círculo con los brazos entrelazados. 
Probablemente estarán muy apretujados. 
Ahora estamos listos para que empiece 
la tormenta. 

En el momento indicado, pida a sus 
alumnos que cierren los ojos y se mezan 
hacia la derecha y luego hacia la izquier- 
da para simular el movimiento del arca 
sobre las olas. Recuérdeles que la fami- 
lia de Noé tuvo que experimentar ese 
movimiento constante por seis semanas 
durante el diluvio. 

En el momento indicado, hable acer- 
ca del cuervo y la paloma y pida a sus 
alumnos que simulen el vuelo de un ave, 
entrelazando los dedos pulgares y 
moviendo los otros dedos como si fue- 
ran las alas. Mencione que los cuervos 
usan los nidos de otras aves, no constru- 
yen el propio. Esa es probablemente otra 
razón por la que el cuervo regresó al no 
encontrar un lugar dónde pararse. 

Lea o cuente la historia. 

La espera comenzó cuando Noé, su 
familia y todos los animales entraron en 



el arca y Dios envió un ángel para que 
cerrara la puerta. Esperaron en el arca 
durante siete días pero no pasaba nada, 
hasta que finalmente sucedió, ifue algo 
grandioso! La Biblia dice que "se reventa- 
ron las fuentes del gran mar abajo y se 
abrieron las compuertas del cielo arriba" 
(Génesis 7:11). El agua caía a torrentes 
desde el cielo y brotaba de la tierra. Esa 
enorme tormenta duró cuarenta días y 
cuarenta noches y finalmente todo se 
quedó quieto afuera del arca. 

Noé y su familia seguramente se pre- 
guntaron qué pasaría luego. Durante los 
siguientes 150 días el arca se meció tran- 
quilamente sobre el agua y entonces las 
aguas del diluvio comenzaron a asentar- 
se. Debe haber sido muy emocionante el 
día en que el arca pegó contra algo y se 
quedó quieta en ese lugar. Pero tuvieron 
que estarse allí durante tres meses antes 
de que pudieran verse las cimas de las 
montañas. 

Para entonces Noé y su familia ya 
habían estado en el arca durante ocho 
meses. Tal vez cualquier cosa los irritaba. 
Seguramente estaban cansados de ali- 
mentar a los animales y limpiar sus 
excrementos día tras día. Pero siguieron 
trabajando y esperando. 

Después de otros cuarenta días, Noé 
abrió la ventana del arca y envió volando 
a un cuervo. Pero el cuervo regresó no 
mucho tiempo después. Después envió a 
una paloma, pero también regresó al 
arca. No pudo encontrar un lugar para 
posarse. Una semana más tarde, Noé 
envió nuevamente a la paloma. Esta vez 
regresó con una ramita de olivo en su 
pico. Pasó otra semana y Noé envió nue- 
vamente a la paloma, pero esta vez no 
regresó. Seguramente, pensó Noé, pronto 
saldremos del arca. 

Pero tuvieron que esperar más. Casi 
once meses después que Dios cerrarra la 
puerta del arca, Noé celebró su cumplea- 
ños número 601. Quitó la cubierta del 



70 LECCIÓN OCHO 



arca y miró hacia afuera. ¡Entraron los 
rayos del sol! i El suelo estaba seco! 
Seguramente Dios iba a abrir la puerta 
del arca muy pronto. Pero pasaron toda- 
vía seis semanas hasta que esto ocurrió. 
Habían estado en el arca durante un año 
y diez días. Su espera había finalmente 
terminado. 

Dios le prometió a Noé que lo iba a 
proteger a él y a su familia durante el 
diluvio. Todos esperaron durante mucho 
tiempo para ver cumplida esa promesa. 
Nosotros también estamos esperando 
que se cumpla una promesa. Filipenses 
3:20 nos dice: "Nosotros somos ciudada- 
nos del cielo, y estamos esperando que 
del cielo venga el Salvador, el Señor 
Jesucristo". Pareciera que ya hemos espe- 
rado mucho tiempo, ciño creen? 

Dios nos dio compañeros creyentes 
para que nos ayuden durante la espera. 
También nos dio un trabajo que hacer 
mientras esperamos. Tenemos que dar a 
conocer las buenas nuevas de salvación. 
Podemos animarnos unos a otros y tra- 
bajar juntos mientras esperamos que se 
cumpla la promesa. Jesús dijo que iba a 
venir, y vendrá. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Piensan que Noé y su fami- 
lia se molestaron unos con otros mien- 
tras estuvieron en el arca? ¿Qué pien- 
san que habrán hecho al fastidiarse? 
¿Qué hacen cuando se molestan con 
algún familiar? ¿Qué desea Jesús que 
hagan? ¿Cómo piensan que Noé y su 
familia pasaron el tiempo mientras 
esperaban? ¿Qué hacen ustedes cuan- 
do tienen que esperar por mucho 
tiempo? ¿Piensan que hemos esperado 
por mucho tiempo la venida de Jesús? 
¿Recuerdan nuestro mensaje de hoy? 
Vamos a decirlo juntos: 



Versículo para memorizar 

Anote el versículo para memorizar 
en el pizarrón o pizarra metálica. Diga a 
sus alumnos: Hoy estamos hablando 
de esperar y tener paciencia. El versí- 
culo para memorizar nos habla de no 
darse por vencido. Vamos a aprender 
nuestro versículo para memorizar 
repitiéndolo lo más rápido que poda- 
mos. Repítanlo varias veces cada vez 
más aprisa. Díganlo rápido, pero de 
manera que pueda entenderse. 

El versículo para memorizar dice: 
"Así que no debemos cansarnos de 
hacer el bien; porque si no nos desani- 
mamos a su debido tiempo cosechare- 
mos (Gálatas 6:9). 

Estudio de la Biblia 

Anote con anticipación cada texto 
en una hoja de papel. Forme seis grupos 
de alumnos (en una clase pequeña dele 
a cada alumno un texto o dos) y ayúde- 
los a encontrarlos y leerlos. Los adultos 
pueden ayudar si es necesario. 

Diga a sus alumnos: Como estamos 
hablando acerca de esperar que suce- 
dan las cosas, vamos a aprender de 
algunos personajes de la Biblia que 
esperaron también. Algunos fueron 
pacientes y otros no. Busca los 
siguiente textos bíblicos para descu- 
brir quién estaba esperando y qué era 
lo que estaba esperando. 



|V K LOS MIEMBROS DE LA FAMI- 
LIA DE DIOS LO ESPERAN 
JUNTOS PACIENTEMENTE. 



o 



Génesis 18:9 al 14 
Génesis 29:18 y 20 
Números 14:26 al 34 



1 Samuel 1 :2 al 5 y 
10 al 17 
Mateo 1 :17 

Lucas 2:25 al 32 



(Abraham y Sara 
esperando tener un 
hijo) 

(Jacob esperando 
para casarse con 
Raquel) 

(Los israelitas espe- 
rando para entrar a 
Canaán) 
(Ana esperando 
tener un hijo) 
(El mundo esperan- 
do al Mesías) 
(Simeón esperando 
al Mesías) 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra 
metálica 

• tiza o marca- 
dor 




LECCIÓN OCHO 71 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Fueron todas estas perso- 
nas pacientes al esperar? ¿Quién fue el 
más paciente? ¿Por qué lo creen así? 
¿Quiénes no fueron pacientes? ¿En qué 
tipo de problemas se metieron? ¿Qué 
hicieron algunos de ellos mientras 



esperaban? ¿Qué es lo que nosotros 
estamos esperando? Y eso nos hace 
recordar nuestro mensaje de hoy. 
Vamos a repetirlo: 



_^ LOS MIEMBROS DE LA FAMI- 
LIA DE DIOS LO ESPERAN 
JUNTOS PACIENTEMENTE. 



o 



o 



Necesita: 

• hojas de papel 

• pluma 

• canasta 



Aplicando la 



lección 



Esperando pacientemente 

Anote en hojas de papel algunas 
de las cosas o acontecimientos que sus 
alumnos podrían estar esperando y 
colóquelas en una canasta. Deje que 
sus alumnos elijan por turnos un papel 
y dramaticen lo que dice, mientras los 
otros tratan de adivinarlo. 

Algunos ejemplos pueden ser: espe- 
rar para tener una bicicleta más gran- 
de, esperar su cumpleaños, esperar 
para tener una mascota, esperar hasta 
que estén más grandes para conducir 
un automóvil, esperar su bautismo, 
esperar terminar la escuela. 

Para reflexionar 

Conceda tiempo para que sus 
alumnos respondan a lo siguiente: ¿Por 



qué es tan difícil esperar? ¿Cuáles 
son algunas de las cosas que pueden 
hacer para que sea más fácil la espe- 
ra? (no quejarse, buscar algo que 
hacer, etc.) ¿Qué gran acontecimiento 
espera ahora el pueblo de Dios? 
Busquen y lean Filipenses 3:20. 
Conceda tiempo para que sus alumnos 
lean y comenten el texto. ¿Qué puede 
hacer una comunidad para que la 
espera sea más placentera? (Buscar 
formas de trabajar juntos para ayudar a 
otros; animarse unos a otros.) Vamos a 
cantar acerca de esperar la venida de 
Jesús. Canten un canto infantil que 
hable de que Jesús viene pronto. ¿No 
será acaso un maravilloso día aquel 
en que veamos a Jesús? Pienso que 
ese día sentiremos que valió la pena 
esperar. Mientras tanto, recuerden 
nuestro mensaje de hoy: 

K k LOS MIEMBROS DE LA FAMI- 

i^_ y LIA DE DIOS LO ESPERAN 
* PACIENTEMENTE. 



72 LECCIÓN OCHO 



o 



Compartiendo la 
lección 

Aves 

Distribuya entre sus alumnos los 
materiales para actividades artísticas. 
Dele la oportunidad de elegir entre un 
cuervo y una paloma para recortarlos y 
decorarlos. (Ver la pág. 117). Pegue las 
aves sobre palitos de madera para 
manejarlos mejor. Deje que sus alum- 
nos hagan "volar su ave. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿A quién le gustaría buscar 
un texto bíblico y leérnoslo? Se 
encuentra en Isaías 40: 30 y 31. Los 
adultos pueden ayudar si es necesario. 
¿Conocen a alguien que está espe- 



rando que pase algo en su vida? 
¿Conocen a alguien que está espe- 
rando la venida de Jesús? Lleven su 
ave a casa y muéstrenla a esa perso- 
na mientras le cuentan acerca de 
Noé y su familia y cómo esperaron 
pacientemente que bajaran las 
aguas. Díganle también cómo están 
esperando pacientemente que Jesús 
venga otra vez. Vamos a decir juntos 
nuevamente nuestro mensaje de 
hoy: 

IV k LOS MIEMBROS DE LA FAMI- 

i^_ J> LIA DE DIOS LO ESPERAN 
r JUNTOS PACIENTEMENTE. 



Clausura 

Eleve una corta oración pidiendo a 
Dios que ayude a sus alumnos a espe- 
rar pacientemente el regreso de Jesús. 



Necesita: 

• patrones de 
cuervo y palo- 
ma (ver pág. 
117) 

• papel 

• tijeras 

• materiales de 
actividades 
artísticas 

• palitos de 
madera 

• pegamento 

• Biblia 



LECCIÓN OCHO 73